La Herradura

Valora este artículo
(0 votos)

Heredera de la Cultura teotihuacana - acolhua.- Antes de ser habitada la región noroeste del actual estado de Tlaxcala, ésta representó, para la gente que habitaba la cuenca del valle de México y otros grupos prehispánicos, una zona importante de paso o corredor, que permitía transitar hacia el Golfo y Sur de mesoamérica con fines de intercambio comercial. Calpulalpan integró un punto de dicho corredor.

ZONA ARQUEOLOGICA LA HERRADURA

Heredera de la Cultura teotihuacana - acolhua.- Antes de ser habitada la región noroeste del actual estado de Tlaxcala, ésta representó, para la gente que habitaba la cuenca del valle de México y otros grupos prehispánicos, una zona importante de paso o corredor, que permitía transitar hacia el Golfo y Sur de mesoamérica con fines de intercambio comercial. Calpulalpan integró un punto de dicho corredor.

Esta región fue ocupada en un periodo muy tardío. La recién explorada zona arqueológica de La Herradura, parece confirmar lo anterior, pues en este lugar se han encontrado restos de la cultura teotihuacana, correspondiente al llamado periodo clásico, así como también elementos de la cultura acolhua en un periodo postclásico.

Los hallazgos en esta zona comprenden desde plataformas piramidales, diversas áreas habitacionales y otros elementos de uso común. Esta área se encuentra aún en investigación por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Lunes, 15 de Octubre de 2012 20:19

En la excavación para cambiar la tubería de la red de agua potable, ubicada en la calle 4 Sur de la colonia El Mirador de Calpulalpan, trabajadores de la constructora que ejecutan dicha obra, hallaron una osamenta humana antigua, así como fragmentos de lo que fueron piezas de barro a unos 100 metros de la zona arqueológica La Herradura

Ante ello, arribaron al lugar especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y hasta el momento se desconoce a qué año pertenecen la osamenta y las piezas.

Alrededor de las nueve de la mañana se dio el hallazgo de los vestigios en una zanja para cambio de red de agua potable, de ahí que personal de la dependencia federal verificó que se trata de piezas arqueológicas y acordonó la zona para hacer trabajos de limpieza en el lugar, descubrir las piezas de barro, huesos y levantar los pedazos en bolsas de plástico para su análisis.

De acuerdo con los trabajadores del INAH, la osamenta puede tener una antigüedad de mil años después de Cristo, además de que se trata de una parte considerable de esqueleto humano, pues aun se conserva una parte del cráneo y diversas piezas de la estructura ósea, así como diversas piezas de barro que en su momento fueron vasijas

 

 

Visto 32363 veces Modificado por última vez en Miércoles, 24 Febrero 2016 10:20

3506 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.